Un claro ejemplo de cómo las formas heterogéneas pueden adaptarse, es esta casa, habitáculo perfectamente asimilado por el entorno, que fluye como una cascada, como una melodía de violín en medio de un bosque con coníferas.

Una casa en un árbol, con melodía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s